Mi historia por una explosión

Simulando Explosion  de Pemex

No recuerdo mi edad (quizá entre 6 y 7 años), solo me recuerdo sentada en la cama de mis papas viendo TV, esperando la llamada de mi abuelita para comer. Entre comerciales voy y me asomo a la mesa y veo servido los platos y los vasos con un lí­quido verde medio raro. Le pregunté a mi abuelita qué era eso y me contestó que era agua de alfalfa, que hací­a mucho bien. Los platos tenian un guisado que olí­a muy bien en contraste al lí­quido que estaba en mi vaso, lo cual no tení­a la más mí­nima intención de probarlo.
Ya tení­a mucha hambre y estaba por sentarme a comer, cuando sonó el teléfono. Era mi primo, que marcó desde su trabajo, para avisarnos que acaba de explotar “x” tienda departamental de por la casa, o quizá la fábrica de Pinturas que estaba por ahí­ también. Que tuviéramos cuidado y que lo esperáramos porque venia a nuestro encuentro a ayudarnos para salir de la colonia.
En eso salimos a la calle y un montón de autos saliendo por las avenidas principales, hacia el lado opuesto a la gran llamarada que se veí­a un tanto cerca. Mi abuelita y mi tí­a, enseguida tomaron sus bolsos, nos tomaron de la mano a mi hermanito y a mí­, y nos llevaron a la esquina de la cuadra. En eso llega mi primo y nos comentó que lo que habia explotado era Pemex de San Rafael y que estaban desalojando las colonias de alrededor. Una familia, que iba en una camioneta pick up, se detuvo y nos dejó subirnos en la caja para que nos llevara a estar a salvo. Mi primo se quiso quedar a ayudar a sacar a la demás gente y familiares de sus amigos.
Recuerdo mucho tráfico, policias coordinando las salidas. La familia que nos llevó, nos dejó quedarnos con ellos en un rancho, que ahora sé que era en Pesquerí­a. Era una casa pequeña con mucho terreno y tení­a un columpio en un árbol y mientras jugaba en el columpio, veí­a la llamarada ya lejana, en comparación a cuando estaba en mi casa. Empecé a extrañar a mis papás, pero sabí­a que estaban bien, porque ambos trabajaban por el centro de Monterrey. La verdad no recuerdo nada más de lo que hice en ese rancho, ni siquiera que comí­a allí­, pero si estuvimos como tres dí­as con ellos. Luego solo recuerdo que esa familia nos llevó a un lugar, donde ahi estaban mis papás esperándonos y todos nos fuimos a la casa de otra tí­a, mientras ponian bajo control la explosión.
Ya pasado todo y que volvimos a casa, la mesa seguí­a servida con ese guisado que no pude comer (claro ya podrido) y los vasos con esa agua de alfalfa echada a perder, que me hizo pensar: bueeeno, al menos no probé esa cosa.

También te puede interesar:   EL ESTACIONAMIENTO MAS CARO

Candy Belen

Blogger de Monterrey, México. Soy blogger desde el 2004 por hobbie, esposa desde 2010 por decisión y madre desde 2013 por amor.

22 thoughts on “Mi historia por una explosión

  • December 11, 2007 at 10:30 am
    Permalink

    Me hiciste recordar que cuando estaba chiquillo (no recuerdo a que edad) también hubo una explosión/incendio cerca de mi casa en la Colonia Buenos Aires, habí­a una planta de venta de gas butano y se estaba incendiando, estaban evacuando a la gente y dicen que un señor, (no recuerdo si trabajaba ahí­), se metio al fuego para cerrar la llave y murió para salvarnos a todos.

    Esto me lo contaron mis papás, yo no recuerdo nada. Si no se me olvida voy a preguntarle a mis papás como estuvo para investigar a ver que encuentro.

    Saludos

    Reply
  • December 11, 2007 at 2:13 pm
    Permalink

    Saludos -_-U llegue a este blog por parte de luis lopez ñ.ñ

    me gusto este post me hiciste recordar cuando paso eso de pemex yo vivia en la colonia la amistad por el corral y mi abuela no quiso dejar la casa asi que nos quedamos todos jaja xp

    recuerdo como todos estaban desquiciados que “vayanse para el monte” que “ya nos cargo” etc. jajaja que bueno que no te paso nada ñ.ñ

    bueno ya me voy ando de vivoro por los blogs jaja xp
    buen blog

    Reply
  • December 11, 2007 at 2:38 pm
    Permalink

    heeyyy
    que loco

    me recordaste a mi abuelita jajaja
    esas cosas que uno recuerda de la cocina…

    Reply
  • December 11, 2007 at 2:55 pm
    Permalink

    Tu relato me deja pensando como es que hay acontecimientos que se quedan grabados con tanta exactitud en nuestras mentes mientras que no recordamos ni lo que hicimos en la mañana.

    Reply
  • December 11, 2007 at 4:25 pm
    Permalink

    Ya pregunté, lo que comentaba fue en 1967 (todaví­a no nacia yo :oops:) y todo empezo por una fuga.

    Reply
  • December 11, 2007 at 6:45 pm
    Permalink

    El agua de alfalfa es buena para tu salud. Estas son historias como para contar a los nietos. Que excelente memoria tienes….

    Reply
  • December 11, 2007 at 11:58 pm
    Permalink

    Yo ese dia estaba con un familiar en el Tecnologico de Nuevo Leon, que esta ahi a un lado de “la pastora”… Si esta lejos pero no tanto, al menos no lo suficiente como para que se vieran las llamaradas de 50 mts. Yo tenia tu misma edad en ese entonces, fue un evento realmente catastrofico…

    Reply
  • December 12, 2007 at 7:46 am
    Permalink

    Si recuerdo ese suceso… por ahi cerca vivian unos primos mios.
    Hasta pronto…

    Reply
  • December 12, 2007 at 10:03 am
    Permalink

    Y mucho tiempo después…

    Se hizo adicta al licuado verde (apio, perejil, piña y limón) que se ve peor! y hay que tener gusto para tomárselo!

    Quezque para rebajar.. jaja

    Fí­jese ya ni se acuerda de su primer amor con esa familia, que la perseguí­an las vacas, que se subió y cayó del árbol del columpio..y el ginko biloba?

    Y que se iba descalza a cuidar las cabras con Pedro.. ah esa es una caricatura.

    Pos que bueno que se salvó, sino a quién estarí­amos piropeando y leyendo?

    Reply
  • December 12, 2007 at 8:59 pm
    Permalink

    Como q’ en la vida de casi la mayorí­a de nosotros, hubo alguna explosión en equis lugar, no? … Yo también recuerdo una q’ fue en San Juanico, q’ por cierto mi madre tení­a un libro donde relataba lo sucedido (Las Explosiones de San Juanico fueron un accidente humano que provocó una serie de explosiones BLEVE en cadena en una de las plantas de almacenamiento y distribución de PEMEX, matando a alrededor de entre 500 y 600 personas que quedaron carbonizadas. Dichas explosiones comenzaron a las 5:45am del 19 de noviembre de 1984 en la localidad de San Juan Ixhuatepec, [mejor conocida como San Juanico], municipio de Tlalnepantla de Baz en el Estado de México. Es catalogada como una de las tragedias más mortiferas de las que se tenga memoria en la Historia moderna y reciente de México, imaginate como estuvo el asunto) En dicho libro me gustaba ver las imagenes, aunq’ algo escalofriantes pues eran puros cuerpos calcinados tratando de querer escapar de las llamas … Muy feo … Menos mal todo salio bien con ustedes … Pobre agua de alfalfa y yo con las ganas de tomarme un vaso!! Ahhh como extraño esas aguas! 🙁

    Abrazos

    Reply
  • December 17, 2007 at 7:02 pm
    Permalink

    chanfles jejej bueno minimo no probaste el alfalfa jeje.. no sabe tan mal.. mi mama hacia limonada con pepino.. no me gusta nadita nada.. en fin.. a mi me paso similar pero cuando prendio celulosa, solo que no vi fuego ni nada.. bueno un saludo!.

    Reply
  • January 27, 2008 at 3:23 pm
    Permalink

    mi abue tmb vivia x ahi y me platico eso, XD y que bien q

    Reply
  • January 31, 2008 at 3:42 pm
    Permalink

    yo solo recuerdo de esa epoca que mi tio estaba muy enfermo en el hospital en la clinica 25 y cuando estaba ahi veia el mega incendio que se hizo , se veia impresionante! el agua de alfalfa? debe ser buena

    Reply
  • June 23, 2008 at 8:32 am
    Permalink

    Me remonte 20 años a esa tragedia que vivi de cerca ya que yo trabajaba en el interior y fui testigo del inicio de la explosión, los muertos, etc. Y por lo que veo ya fue olvidado, ya que no hay homenajes ni un recuerdo por esas personas y te felicito por tocar este tema, saludos.

    Reply
  • June 19, 2010 at 4:21 pm
    Permalink

    Hola Es la primera vez q visito y pues si me contaron de eso mis papas de hecho de q estabamos cerca de ahi y las señoras desmayandose y asi y las llamas todo un caos la vdd ¡¡¡fatal!!!

    Reply
  • June 29, 2010 at 5:21 pm
    Permalink

    Espero que aun leas estos comentarios.
    Me senti muy identificado con esta historia, pues yo creo que tenia tu edad (mas o menos) y pues fue cais lo mismo.

    Te mando un cordial saludo.

    Tienes mi mail.

    Lucho

    Reply
  • July 5, 2010 at 1:54 pm
    Permalink

    Hola !!!

    Yo tambien me acuerdo de esa explosion, recuerdo que tenia 2 años, casi 3 y estaba jugando en el patio de mi casa cuando de repente volteo veo una nube muy grande de humo negro, como si algo se estuviera quemando y me meti a la casa a decirles a mis papas y no me creian hasta que salieron y lo vieron. Mi papa se quedo en la casa y mi mama y yo nos fuimos con mi abuelita porque estaban evacuando a las familias, pero el no se quiso salir porque no fueran a robar algo.

    Eso es algo que nunca se me olvidara, a pesar de que me dicen que estaba muy chiquita para recordarlo pero asi es, tengo grabada esa escena en mi memoria.

    Saludos !!!

    Reply
  • June 23, 2011 at 7:06 pm
    Permalink

    yo no tengo recuerdos de ese dia pues tenia como año y medio pero mi mama me cuenta k estubo horrible nosotros viviamos en san rafael bien cerquita de ahi, di ce mi mama k a ella se la llevaron unos primos hasta cadereyta en un camion y ahi se escontro a sus hermanos mi papa andaba trabajando y cuando llego en la noche y no encontro a nadie se enojo hahaha mi tia le dijo donde estabamos y fue por nosotros y nos hizo k nos regresaramos a san rafa ahi nos quedamos durante todo el incendio dice mi mama k por la ventana se veian las llamas y lo peor fue cuando en el periodico saliron magenes de gente toda quemada y botas de trabajadores k dentro solo tenian sus pies sincera,emte k bueno k no tenia memoria en ese entonces si no aun tendria pesadillas……. saludos desde guadalupe nuevo leon

    Reply
  • June 23, 2014 at 11:04 pm
    Permalink

    To soy un superviviente de esa explosión y aún al recordarlo me causa espanto, bonito tu relato, saludos

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *