Un dí­a de permiso

Debido a que no tengo tiempo en el dí­a para salir de roll en Cadereyta y me ocupaba mucho espacio en mi depa, vendí­ mi bicicleta de montaña, prácticamente nueva. La saqué al frente de la casa con letrero de venta y un señor se acercó e hicimos trato para dejársela en pagos semanales. En Cadereyta una bici es un indispensable medio de transporte. Y precisamente este señor, me platicó la historia que publico a continuación.

“Era el 24 de diciembre de 2005, y como cada año, fuimos a la casa de mis suegros a pasar la Noche Buena y Navidad, yo me encontraba tomando unas cheves frente a la casa con mis cuñados y concuños de mi esposa, en eso llega un taxi y era ella, la hermana menor de mi esposa, que viene de USA porque trabaja para una familia de allá y cada año le dan permiso de pasar la Navidad con su familia. Fui a su encuentro para ayudarle con el equipaje y ella de agradecimiento nos compró más cartones de cerveza, era demasiada la cerveza que ni siquiera para el dí­a después de Navidad nos las habí­amos acabado.

También te puede interesar:   LA CASA DE LOS TUBOS

Ya estando en la cena de Noche Buena, le pregunté a mi cuñada, que cuántos dí­as tení­a permiso de estar en México porque ya pronto me entregarí­an mi casa y querí­a que fuera a conocerla, a lo que ella contestó que sólo un dí­a, la madre de ella extrañada le preguntó la razón, ya que años anteriores siempre le daban una semana mí­nimo de permiso.
-“Esta vez sólo me permitieron un dí­a para estar con ustedes.”-contestó.

Ya entrando la madrugada, y como toda la familia nos quedamos a dormir ahí­, yo siempre acostumbro darme un baño antes de dormir, pero no llevaba mis huaraches de baño, al oir eso ella se quitó los suyos y con sus pies me los aventó, curiosamente si me quedaron, pero los sentí­ tan helados, que se los regresé y mejor me bañé descalzo. Ella quizo que mi esposa y yo nos durmiéramos en su recámara y se me hizo muy raro, porque ella siempre se quedaba en su cama.

Ya a la mañana siguiente, en plena Navidad, fui el primero en despertarse y eso porque sentí­a mucha hambre, desperté a mi esposa para que preparara algo de comer y así­ se fueron despertando poco a poco cada uno de los familiares. Alcancé a ver como ella se volteaba de lado para seguir durmiendo. Cuando mi suegra fué a despertarla, vino corriendo hacia mí­, gritando que no se moví­a. Como yo siempre habí­a trabajado antes de vigilante, habí­a tomado cursos de Primeros Auxilios, y cuando fuí­ a verla, cual fué mi sorpresa que verla sin vida en la cama, al parecer de un paro cardiaco. Si no hubiera despertado temprano, no nos hubiéramos dado cuenta, hasta muy tarde. Mandaron llamar ambulancia, pero ya no pudieron hacer nada.
En eso vinieron a mi mente tantas señales que nos habí­a dado: el permiso de sólo un dí­a, sus huaraches frí­os, el no querer estar en su cama….”

¿Habrá sido coincidencia o realmente si fué a despedirse la muchacha?

Un dia de permiso

La muchacha de la cuál hablamos en esta historia, es la que se encuentra a la derecha, vestida de negro. Esta foto fué proporcionada por la esposa del señor que me contó la historia que vivió.

También te puede interesar:   Barrio de la Luz

Candy Belen

Blogger de Monterrey, México.
Soy blogger desde el 2004 por hobbie, esposa desde 2010 por decisión y madre desde 2013 por amor.

10 thoughts on “Un dí­a de permiso

  • October 31, 2006 at 2:13 am
    Permalink

    porque pones eso sin avisar???????

    imaginate…..estoy solo a la 1 de la mañana en una oficina.

    ya me dieron ñañaras
    jajaja.saludos

    Reply
  • October 31, 2006 at 12:14 pm
    Permalink

    como cambias de parecer candy… te hubieras quedado la bici…

    Buena historia… por cierto lado chido por la familia que se pudo despedir…

    Reply
  • October 31, 2006 at 1:31 pm
    Permalink

    anda la osa

    Pues la neta que estuvo de super buena suerte… aunque la suete dicen que no existe que bueno que todo eso se presento… pero siempre nos llega la hora

    sam

    Reply
  • October 31, 2006 at 4:39 pm
    Permalink

    Que miedo, lo leí­ ayer en la noche 😯

    Reply
  • October 31, 2006 at 11:58 pm
    Permalink

    huyuyuy, candy no asustes tan de noche…
    bueno, pues así­ es la vida… 😕

    Reply
  • November 1, 2006 at 8:26 pm
    Permalink

    Me! casualidad,
    Pienso que si hubiera sabido la muchacha que en gloria esté, pues se hubiera despedido de la familia bien.

    Lo de los huaraches frios, si era 24 de diciembre pues me imagino que hace frio en esa época no?, raro serí­a que en pleno verano estén frí­os.

    Lo que me dio risa de la historia es que el señor se despertó “temprano” por la perra hambre, y en lugar de ir a calentar algo, decide despertar a su señora para que le vaya a preparar algo, medio conchudo el amigo, jajaja, en lugar de ir a calentarse algo el mismo, o ya de plano abrir otra cheve para curarse la cruda, mientras se va despertando la familia

    Reply
  • November 2, 2006 at 4:28 pm
    Permalink

    hace muchos años cuando yo eran una niña, tenia una vecina, era muy gorda , asi que le agarramos de decir amanda cierrale! como un anuncio de tv para cuidar el agua , su nombre es alma…yo la veia enorme , con el cabello negro, largo y muy brilloso, lo hacia de un lado y otro mientras platicaba …se reia muy fuerte y siempre estaba muy feliz,todos los niños de por ahi la queriamos bastante.
    un dia estaba platicando la abue de ella con la mia y le decia que ella habia comentado que por favor no la enterraran en un ataud negro, a lo cual los demas hermanos (ya sabes como son de meeeeeendigos) le dieron nombre , tu no cabes en ninguno , a ver en que te echamos y se hizo relajo de eso…
    dos dias despues , la noche del 11 de dic se fue a comprar caramelos al santuario, igual y nosotros estabamos con mi abuelita, sentadas en las mecedoras y ella nos grito , le voy a traer muchos caramelos!los quiero mucho.. a todos .. adios!
    iba carcajada y carcajada con el novio que tenia , la vimos como se alejo moviend su largo cabello laci de lado a lado.. como siempre
    domingo 1 a. m.
    viene su mama gritando por la calle , alma habia muerto!un coche negro la atropello en plena avenida pino suarez en el centro de mty, dicen… que alguien la estiro desde un carro y se la llevo arrastrando,donde quedo todos los caramelos estaban, tirados…no podiamos creer la habiamos visto apenas dos horas!y al llegar a la funeraria la mama se impresiono al ver que estaba en un ataud negro…y solo le permitieron a ella verla,tenia lagrimas en los ojos y nadie supo darle una explicacion
    coherente ademas , nadie supo como murio, no lo dijeron.
    may gzz

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *