De deseos y demás

Hay veces que me siento desconcertada por varias razones que no quisiera escribir y que no entiendo el por qué tiene que pasar… me gustarí­a que tocara a mi puerta un padrino mágico.
O en su defecto, dejarle la puerta abierta…


Mi puerta abierta


8 thoughts on “De deseos y demás

  1. El problema a veces no detectar que tiene solución y que no, que tiene respuesta y que no, si un problema tiene solución, no te preocupes y si no tienes solución, para que te preocupas….

    recuerda que tienes una ventana aquí­… y sabes si lo puedes decir o no, y si crees que no tienes a nadie, recuerda que me tienes a mi… siempre a mi… o a cualquiera de los que aquí­ te leemos, puedes mandarle un correo a cualquiera que pienses que te escuchara, yo ofrezco mis oí­dos y ojos para quien lo necesites, a lo mejor no te daré la respuesta a tus problemas pero podrás compartir tu carga conmigo, y entre 2 es mas fácil cargar una cruz 🙂

    Saludos

    Rik

  2. Yo creo que lo peor que pudiera pasarte es que apareciera un padrino mágico, pues lo único que saben hacer es cumplir nuestros caprichos y eso normalmente empeora las situaciones. Mejor piensa en lo que realmente te molesta de fondo y no sólo en lo superficial.

    ¡Te deseo lo mejor amiga! Mil bendiciones.

    Dan

  3. Todos nos sentimos desconcertados pero por alguna razón las mujeres se sienten más.
    Si tienes a alguien que toca a tu puerta, solo pide que hable contigo antes de dormir y trata de escuchar lo que te dice.
    A lo mejor no te cumple tu deseo pero puedes platicar

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Temas