La música del almacén

En dí­as pasados, habí­a estado saliendo tarde del trabajo, por ahí­ de las diez de la noche. En el recorrido de la oficina a mi auto, necesito pasar por un almacen y dos áreas productivas; por lo regular hay turnos nocturnos, pero hay dí­as que me toca la suerte que no hay gente laborando y esas áreas por las que tengo que atravesar estan oscuras.
Un viernes salí­ muy tarde y sólo estaba iluminado el primer almacen por el que paso; la siguiente área estaba oscura, aunque sólo con la iluminación que le proporcionaba el almacen. Al llegar a la siguiente área productiva, que es la que muestro en la foto de abajo, estaba oscura, pero con una iluminación tenue gracias al pasillo que tiene al fondo a la derecha y que conecta con otras áreas y pequeños almacenes. Ese pasillo siempre lo dejan prendido, además de los baños que estan en sentido opuesto a la foto.

Almacen productivo

Como prácticamente tengo que recorrerlo formando una “L” para salir al estacionamiento, en varias ocasiones, que me ha tocado pasar estando oscuro y sin gente, he escuchado música. Como si tuvieran un radio prendido en alguna estación de música norteña viejita, muy al estilo de los Rancheritos del Topo Chico o Los Montañeses del ílamo (cosa que no me extrañó porque en Cadereyta es muy común). Así­ que, aunque estando oscuro, al oir esa música no me daba miedo pasar por el almacén porque pensaba que estaba gente trabajando en las áreas de atrás del pasillo y que, por decirlo así­, habí­a compañí­a.
Total, llegué al auto y me encaminé rumbo a la salida, donde los vigilantes esperan para la revisión. Ahi el vigilante me dijo:
-¿Por qué tan tarde señorita? ¿Está cumpliendo una manda o qué pasó? ¡No la vayan a espantar!
-Pues la verdad no quiero venir en fin de semana y necesitaba que nadie usara el sistema para hacer unos cambios. ¿A poco aquí­ espantan? ¡¡Nunca he visto ni oí­do nada!!
-Si hay muchas historias, sobre todo de los trabajadores que se quedan en la madrugada. Pero pues hoy no va a ver turno nocturno, las llaves me las dieron desde las 7 pm.
-¿Cómo que no hay nadie? ¡¡¡Acabo de oir que tienen la radio prendida en el área de producción de atrás!!!
-Nooo, señorita… ahí­ ya no hay nadie… desde las siete que se fueron.
-¿En serio? O_O Nooo, debe haber alguien o quizá dejaron su grabadora prendida, vamos para apagarla.
Y fuimos a ver, lo hice que me acompañara jajaja (porque ya me dió ñáñaras) y en efecto estaba todo igual de oscuro y no se oí­a absolutamente nada. Yo le dije al vigilante que me acompañara hasta atrás que de seguro habia algun radio con alarma (todaví­a yo buscando alguna explicación lógica), fuimos hasta atrás y nada… ni un alma… (o quizá un alma sí­ jajaja pero esas no las vemos)…
Así­ que dí­as siguientes, investigué quien tení­a un radio/grabadora en esa área y resultó que los del almacen de la parte superior tienen un radio. Al cual -según me dicen ellos mismos- siempre lo desconectan cuando se van.
El vigilante a su vez me ha dicho, que ha escuchado música en la planta, pero cuando se asoma, se deja de escuchar y se da cuenta que está desconectado el aparato.
Y así­, hay muchas historias, unos dicen que se aparece una señora y en otras ocasiones un niño con una canica, se oyen voces, tiran los productos y ese tipo de cosas raras que no te las crees, pero suelen suceder y contar.
De seguro querí­an los fantasmitas que atravesara bailando el almacen jajaja

Candy Belen

Blogger de Monterrey, México. Soy blogger desde el 2004 por hobbie, esposa desde 2010 por decisión y madre desde 2013 por amor.

14 thoughts on “La música del almacén

  • July 21, 2009 at 5:14 pm
    Permalink

    Que Mellooooo!!! welcome back candy…..

    Reply
  • July 21, 2009 at 8:01 pm
    Permalink

    y que dijiste?

    – Guardia TEEEENGO MIEDO!!!

    oye y es la primera vez que sales tan tarde? o ya en otras ocasiones habias salido sin ver o escuchar algo extraño?

    tu relato me recuerda las clasicas historias de los niños que aparecen en los baños de las escuelas, son un clasico, pero en esta ocasión creo que nada tienen de ficcion

    saludos

    Reply
  • July 21, 2009 at 8:02 pm
    Permalink

    AAAHHHHHHHH CHICA DONDE TE METES YA TE EXTRAí‘ABA!!!
    AHH SABES QUE TODAVIA TE ESPERO EH, TU SABES DONDE!?

    Reply
  • July 21, 2009 at 9:01 pm
    Permalink

    Ay Comadre! Yo… pues fí cil, me c… bueno, tí¹ me entiendes verdad?

    Es bueno leerte de nuevo Candy.

    Abrazos y Besos!!

    Reply
  • July 21, 2009 at 9:15 pm
    Permalink

    Pues no pasa nada, nada más no te sugestiones.

    Ha de haber un radio que se enciende y se apaga automático. En la oficina hay uno y a veces llegó en la noche y está encendido, jaja.

    Aunque antes era hospital y dicen que se aparece una enfermera.

    Como siempre un placer saber de ti.
    Abrazos

    Reply
  • July 21, 2009 at 9:51 pm
    Permalink

    es extraño. yo tambien, en alguna ocasion que anduve lejos de la ciudad, escuche a lo lejos musica regional.
    de hecho relaciono mucho esa musica con lugares como cadereyta por ejemplo, asi de que lejanos a mty…

    aunque te he de decir una cosa, yo tambien me siento tranquilo cuando la oigo… de hecho a veces en la noche ya cuando esta todo silencio, pongo bajito algo asi, para imaginarme lejos de aqui.

    Espero andes bien…

    Cuidate y saludos a tus lectores

    Reply
  • July 22, 2009 at 11:51 am
    Permalink

    Algo similar pasa a veces en la quinta de mi compadre… una vez estabamos en la alberca y segun dicen (porque yo no lo vi por estar de espaldas) se veia perfectamente a alguien asomandese por la barda…. el detalle es que la barda mide 3 metros y cuando fueron a ver no habia nada…

    who are you gonna call? rick hunter!! ah no asi no va… “who are you gonna call? mythbusters!!” ahhh asi tampoco jajaja ah ya me acorde… “Who are you gonna call? GHOSTBUSTERS!!!”

    Reply
  • July 22, 2009 at 6:00 pm
    Permalink

    No te cras de muchas cosas que pasan, cuando yo trabajaba en el edificio Confia en el piso 8, habia un compañero bien bromista, lo que hizo fue esto…eso hace unos 8 años, bajo una grabacion de unos aullidos ( un tipo mp3 de 1 hora de duracion y lo ponia en la PC a que por la noche aullara con pausas largas )…no pasaron ni una semana cuando los vigilantes ya traian de moda que espantaban en el piso 8 y ya nadie queria dar el rondin por las noches en ese piso…

    Reply
  • July 22, 2009 at 10:36 pm
    Permalink

    Y cuando regresas a twitter CR?

    El buen Mike te extraña…. soooobres! Ja!

    SalU2!

    Reply
  • July 23, 2009 at 9:48 pm
    Permalink

    Mario, siii tengo miedo!! tengo miedo!! tengo miedo!! tengo miedo!! tengo miedo!! jaja

    Luis V, heey ya se donde jaja oye es que no he podido estar propiamente en la web =P ya pronto en mis vagaciones jaja gracias!

    Nancy! comaye! gracias! te mando un abrazote, tu bien sabes por qué =)

    Snoopy, gracias! y no, no me sugestiono, al contrario me da curiosidad jaja a ver si me vuelve a pasar y lo grabo.

    Leonardo, así­ es la música regional te hace como que volar a un rancho jajaja por eso me gusta oirlo en carretera!

    Inge, jaja si es verdad en todas los ranchos hay historias raras =D

    pedrito, ahhh jajaja que malos! juegan con los sentimientos de los asustados =P pero que botana!
    Es que como dice Santo Tomás, hasta no ver, no creer =P

    Gutielua, ya pronto! =D gracias por preguntar!

    Reply
  • July 26, 2009 at 9:37 am
    Permalink

    .
    .
    .
    AAA que chido a mi me agradan esas situaciones, y de hace rato tengo ganas de ver una peli japonesa de meyo…

    saludos, bienvenida 🙂

    .
    .
    .

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *