Con un nudo en la garganta

Precisamente hoy, tuve que ir al banco a hacer unos pagos, no voy muy seguido, si acaso dos veces al mes. Al que siempre voy tiene su estacionamiento, de un tiempo para acá el estacionamiento lo cuida un muchachito, el clásico que trae su tela roja para guiar a los autos con eso.
Trato siempre de ser amable con las personas y darles una sonrisa, independientemente como vista, que oficio tenga y todas esas cosas en que se fijan mucho las personas. La primera vez que lo ví­ ahí­, le sonreí­ y le di 5 pesos por cuidar el auto y por guiarme para salir porque esa vez estaba llení­simo. Las siguientes veces que me tocaba verlo, él muy contento me sonreí­a y me saludaba, pero nunca me dirigí­a la palabra, solo asentí­a con la cabeza y hací­a seña de saludo con la mano y pues a veces no traí­a monedas para darle y otras veces hasta se me olvidaba, pero aún así­ el muchachito seguí­a saludándome muy contento.
Contando hoy, ya son dos ocasiones que me regala chicles, pero solo me dice: “para tí­”… y con una voz muy baja.
Hoy me dió el chicle, le agradecí­ el detalle y me subí­ al auto; estaba a punto de cerrar la puerta y el muchachito la detiene y me intenta decir algo… se me hizo un nudo en la garganta al darme cuenta el porque nunca contestaba las “buenas tardes”, o el “cómo has estado” de un saludo amable… el muchachito no puede hablar bien, para preguntarme mi nombre se tardó minutos tratando de articular las palabras de un simple ¿cómo se llama?… y me dió ternura que haya tenido la confianza de hablar conmigo, aún sabiendo sus limitaciones…
Y ahi estaba yo, con un nudote en la garganta oyéndolo batallar, pero manteniendo una conversación que espero le haya hecho olvidar por ese momento su problema del habla…

También te puede interesar:   Despues de 5 años de graduados

Si no te pasan estas cosas, se te olvida valorar y dar gracias por todas las bondades que uno tiene, como el hablar, el ver, el estudio, el trabajo, la vida que te tocó… todo…
Terminando la conversación, me cerró la puerta del auto, con una sonrisa me dijo adiós y me guió para salir de ahí­. Ahora ya lo puedo saludar por su nombre: Jose.

Candy Belen

Blogger de Monterrey, México. Soy blogger desde el 2004 por hobbie, esposa desde 2010 por decisión y madre desde 2013 por amor.

10 thoughts on “Con un nudo en la garganta

  • June 18, 2008 at 8:52 pm
    Permalink

    valgame… tienes razon hay que valorar las cosas que uno tiene… mi prima tambien tiene limitantes y vieras que ha pasado por cosas dificiles pero siempre la he visto con una sonrisa… sho comoquier soy serio y pues no me llevo una buena relacion con mis primos y es que no tengo de mi edad o minimo de años nooo todos son o mayores o son primos segundos… creo asi son los hijos de mis primos bueno … me senti mal que me dijeron… ya los doctores dicen que solo va a seguir con nosotros algun par de años…. a que mal … pero bueno hay que ver las cosas de una mejor manera aunque sea dificil… saludos Grecia

    Reply
  • June 18, 2008 at 10:28 pm
    Permalink

    A veces dicen más los silencios que lo que hablamos.
    Gracias por compartir.

    W

    Reply
  • June 19, 2008 at 8:32 am
    Permalink

    creo que la reflexion principal es que no basta con decir buenos dias o buenas tardes, el niño queria un trato mas personal, y tu le diste esa confianza.

    Reply
  • June 19, 2008 at 9:52 am
    Permalink

    cool.. candy, que chido…..

    Reply
  • June 19, 2008 at 3:38 pm
    Permalink

    Chica regia me haz hecho llorar =(

    Tienes razon en lo que dices, debemos de valorar lo que tenemos, ya sea mucho o poco pero tenemos algo.

    A veces somos egoistas hasta con nosotros mismos…

    (o.0)

    Reply
  • June 19, 2008 at 5:39 pm
    Permalink

    Quieres casarte conmigo?

    Reply
  • June 19, 2008 at 6:15 pm
    Permalink

    Aveces solo juzgamos sin saber …
    Te entiendo, me ha pasado un par de veces y se siente horrible … Gracias a Dios de estar como estamos (aunq’ la mayoria del tiempo nos la pasamos renegando de insignificancias) cuando en verdad nunca nos vemos a nuestro lado, q’ hay gente con mayores problemas y aun sonrien.

    Abrazos miles para una srita con un dulce corazón.

    Reply
  • June 19, 2008 at 8:42 pm
    Permalink

    muchas veces tenemos las cosas y no nos damos cuenta del valor que estas tienen…cuantas veces no he escuchado a la gente quejarse, de su vida cuando hay gente que esta peor y diferente a nosotros que hacen lo que pueden, luchan y sonrien a la vida, estos son los momentos cuando apreciamos lo que tenemos y no enseña tambien que no hay realmente limitaciones en la vida, uno es el que se pone esas limitaciones, en mi caso tengo una pariente que igual padece de ciertas facultades pero eso no le ha impedido ser feliz, lleva una vida explendida y hasta aun despues de 30 años de conocerlo, jamaz lo he visto rendirse…si ellos pueden porque nosotros no?…. la otra es otra lección mas importante en nuestras vidas…a veces de las personas a las que menos pensamos y que tal vez para todos sean insignificantes son las que mejores enseñanzas te da la vida….

    Reply
  • June 22, 2008 at 10:18 pm
    Permalink

    Ay candy, tu como siempre de grande corazón.
    Sigue así­ para que te sigan pasando cosas buenas.

    Reply
  • June 24, 2008 at 6:52 pm
    Permalink

    Pues vaya que tienes…como decirlo sin que se escuche feo? Gue…. vos Uno tiende a juzgar mucho a las personas, a ser desconfiado de la gente y peor si se trata de un “franelero” como fue tu caso, conozco a varias personas que si hubieran estado en tu caso que al tratar de cerrar la puerta de tu coche y el muchacho la detubiera para decirte algo, le hubieran rociado gas pimienta que tiene ahi a lado del volante donde pone su cajita de kleenex (sra. fina) al mismo tiempo en que le lanzaria improperios al pobre chavo, otras personas que le dirian naco, que quieres? gritarian, y hasta llamarian al gerente del banco para que se encarge de que no vuelva a trabajar ahi, porque “asusta a los clientes”
    Eso que tu hiciste es raro, muy raro, hay veces que hasta por pedir la hora te hacen caras. chido tu post.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *