Y se la robaron…

Amiga de mi abuelita, mi abuelita y mi tia JuanitaEn esta foto aparece a la izquierda una amiga de mi abuelita, luego mi abuelita Belen y luego su hermana menor, mi tí­a Juanita (QEPD).
La familia de mi abuelita Belen son originarios de Guanajuato, vivieron su juventud en Acámbaro. Mi abuelita tení­a un pretendiente a la cual ella querí­a mucho y se mandaban cartitas a escondidas. En ese tiempo era dificil que te dejaran tener novio, mi bisabuela era muy estricta, los hermanos mayores muy celosos y mi bisabuelo habí­a fallecido cuando ellas eran muy pequeñas. Mi bisabuela nunca dejó que el amor de mi abuelita se acercara a ella, porque siemplemente pensaba que no era buen partido y la castigaba y rompia las cartas que le encontraba. Por razones del destino, la familia se vino a vivir a Monterrey y mi abuela sabí­a con tristeza que no volverí­a a ver a su amor, del cual se enteró tiempo después que falleció en un accidente.
Mi abuela siguió su vida en Monterrey, bajo el régimen de mi bisabuela y sus hermanos. Un dí­a ella iba con su hermana Juanita y una amiga de ellas a un mandado, cuando se les acerca un auto y se bajan dos muchachos y agarran a mi abuelita y la suben al auto. Era mi abuelo Tomás Arizpe, que con ayuda de dos amigos se robó a mi abuelita. Llega muy contento mi abuelo Tomás con mi abuelita de la mano- la cual estaba llore y llore del susto- a su casa a presentársela a sus papás, cuando mi bisabuelo lo regañó por la forma en cómo la habí­a conseguido. Mi abuela al ver a la hermana de Tomás (América), corrió hacia ella y la abrazó. El papá de mi abuelo Tomás, mi bisabuelo, le preguntó a mi abuelita que si querí­a a Tomás y mi abuela de despecho le dijo que no, que solo querí­a a América (la hermana de Tomás) y que querí­a irse a su casa. Mi abuela seguí­a enamorada del muchacho de Guanajuato, mi abuelo Tomás conoció a mi abuelita por su hermana América, pero mi abuelita no lo pelaba, así­ que se la robó. Mi bisabuelo, el padre de Tomás, era una persona muy buena y de inmediato le pidió los datos a mi abuelita de sus familiares para avisarles que estaba bien y lo que habia sucedido. El hermano mayor de mi abuelita, mi Tí­o Alfredo Juárez, era abogado y se dejó ir, pero le dijo a mi abuelita, que despues de ese robo, su imagen ya estaba manchada y que era dificil que un muchacho la respetara, pensando que estuvo con otro. Mi abuelita Belen, acató las órdenes de su hermano y así­ hicieron todos los preparativos y mi abuelita Belen y mi abuelo Tomás se casaron. De esa unión, nacieron mi Tí­a Esthela, mi tí­o Samuel y mi mamá Belen. Cuando mi mamá era bebé mis abuelos se divorciaron. Y como mi abuelo Tomás era bien loco (cof* cof* de ahí­ por eso la familia salimos medio chisqueados), mi abuelo tuvo mas esposas, rejuntadas y demás y segun sé, tengo muchos primos Arizpe por ahí­ regados que no conozco. Mi abuelita Belen, muuucho tiempo despues se juntó con a quien considero mi otro abuelo llamado Pedro, de dónde nació mi tí­a Graciela (QEPD) y mi tia Martha, quien ayudó en mi crianza cuando yo estaba pequeña porque mis papás trabajaban.
Es fecha que mi abuelita con lágrimas en los ojos aún recuerda al que considera el amor de su vida, de Guanajuato, pero pues si no fuera por las loqueras de mi abuelo Tomás, no estarí­a yo aquí­ contándolo. Cosas de la vida y del amor…

También te puede interesar:   La mejor medicina de mi abuelita fue...

Candy Belen

Blogger de Monterrey, México. Soy blogger desde el 2004 por hobbie, esposa desde 2010 por decisión y madre desde 2013 por amor.

13 thoughts on “Y se la robaron…

  • February 7, 2008 at 1:17 pm
    Permalink

    ¡Guau! que interesante historia Candy. Mi abuela también se “carteaba” con mi abuelito jeje

    Saludos

    Reply
  • February 7, 2008 at 1:52 pm
    Permalink

    Worale Candy.

    Me encanta la manera en que haces muy amenas las historias de tí­ y de tu familia.

    Empiezo a leer, y no me piedo detener hasta llegar al fianal de cada post que publicas.

    Saludos, y sigue asi.

    Reply
  • February 7, 2008 at 2:06 pm
    Permalink

    Tuve que leer la historia 3 veces por que me confundí­ entre tanto “abuelo”, “abuelita”, “bisabuela”…
    En plena década de los 2000, yo me carteba con quien fué mi novia, Ileana, no por e-mail, sino por cartas escritas de puño y letra, a la antigua, y por años esperé solo por la posibilidad de que estuviéramos juntos. No me la robé, pero si fuí­ hasta Tampico a declarar mi amor, y mi sorpresa fué que ella sentí­a lo mismo por mí­. Fuimos novios poco más de un año, hasta que ella no soportó la distancia. Han pasado varios meses desde que me dejó y no pierdo la esperanza de volver a estar con ella. Pienso que quizá deberí­a ir a robármela…

    Reply
  • February 7, 2008 at 2:57 pm
    Permalink

    A que guerca, cada dia me sorprendes mas. A’i te vá: COINCIDENCIAS.

    Mi Abuela se Llamba Belen y tenia una hermana que se llamaba Juanita.

    Se Caso primero con el Lic. Pedro Reyes pero enviudo muy joven. Dejando a tres hijos entre ellos una de nombre MARTHA.
    Se “junto” con un Señor que se llamaba “TOMAS”. Ande usté.

    Saludos Guerca

    Reply
  • February 7, 2008 at 4:27 pm
    Permalink

    Oye, Tí­o Laureano, como decí­as en un tema anterior, el de las serenatas, dejé un cometario con el repertorio de una serenata que llevé. Tú, como conocedor del tema, quisiera que me dijeras que tan bueno es ese repertorio.

    Reply
  • February 7, 2008 at 4:31 pm
    Permalink

    jajaajajajjajajaj

    pos a un vecino se lo robaron y aun no aparece :S y no creo ke fuese una mujer, con eso d eke la smujeres ahora se cren hombre ajajajaaja

    chaleeeeee, inches narcos :S

    Reply
  • February 7, 2008 at 5:14 pm
    Permalink

    interesante historia es chistoso luego que nos cuentas nuestros abuelitos como se dieron las cosas de una familia u otra, asi estamos nosotros que por hay de un bisabuelos que se junta con una bisabuela que hizo un relajo y resulta que mis papas son “parientes” aunqu no de sangre…todo quedó en familia jojojojo

    Reply
  • February 7, 2008 at 9:57 pm
    Permalink

    Ahhh q’ cosas en aquellos tiempos, no …

    Pero es q’ cuando el amor es verdadero, asi pase lo q’ pase, jamás se olvida …

    Muy linda historia.

    Reply
  • February 8, 2008 at 3:47 pm
    Permalink

    Buena historia y bien contada, haber si no sales a tu abuelo Tomás y te robas un chico por ahí­, no te creas.

    Casi todas las historias de las y los abuelos fueron muy parecidas, incluyendo la de los mios, mis dos abuelas se casaron tres veces y cosa rara los abuelos una sóla vez, y mi abuelo materno quedó viudo muy jóven, tendrí­a unos 48 años y vivió hasta los casi 80 y vió a cuatro hijos y una hija que era la mayor y es mi madre, cuando murio mi abuela ella tení­a 13 años, así­ es que tuvo que hacerla de mamá desde esa edad.

    Mi primer novia de 12 años se me declaró con un recadito en tinta roja, yo tení­a 13 años, cuando tuvimos que cambiar de ciudad por los estudios, nos escribí­amos casi todos los dí­as por correo, pero la distancia no es buena consejera y nuestro noviazgo de 5 años concluyó en la distancia.

    Saludos

    Reply
  • February 8, 2008 at 11:44 pm
    Permalink

    orale !!! ves que ya nos estamos dando cuenta de porque tu y ceci estan medias .. jaja no es cierto besos a las dos primas!
    es bueno contar esas historias , fijate mi abuelo era de Uruapan Michoacan y mi abuelita de Villa de Santiago N.L. (por parte de mi mamá) y el se vino a hacer unos trabajos y ella estaba de visita con unos parientes aqui en mty , y se conocieron y se enamoraron a primera vista , el era un caballero muy apuesto por lo tanto muy coqueto que mi abuelita sufrio mucho por sus andanzas,imaginate iban muchas mujeres a buscarlo a su casa, le decian “el chapeado” y le decian que si ella era su hermana porque les decia q vivia con una hermana y su sobrinas …hombres canijos! pero si mi abuelita lo dejo por canijo pero siempre lo amó,con ese tipo de historias se puede hacer una novela , sirve que salimos de las mismas churrinovelas de telerisa jeje
    saludos chica

    Reply
  • February 10, 2008 at 1:53 pm
    Permalink

    orale! je me recordo un poco la del amor en los tiempos del colera.. jeje digo un poco porque aun no termino de leer el libro.. es que lo compre pirata en el df y le faltan ojas jajaja pero estaba en 40 pesos!!! 😉
    Saludos

    Reply
  • February 12, 2008 at 10:52 am
    Permalink

    Muy al estilo de novela de Gabo.

    Saludos

    Reply
  • March 31, 2008 at 8:19 am
    Permalink

    Que historia pero así­ es como sucedí­an las cosas en los tiempos de los abuelitos, justamente mi abuelita fue robada por mi abuelito a la edad de 13 años y no le quedó de otra más que casarse con él y pa más sorpresa sucedió en Acámbaro Guanajuato(arriba el bají­o), lo malo es que mi abuelita jamás amo a mi abuelito y se rumora que mi papá y su hermana menor no son hijos de él, será por eso que nosotros no tenemos ojos azules y los demás primos si…

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *