¡Mi compañero de trabajo es un conchudo!

Estresante

Recibí­ un correo electrónico de mi mamá blogger, para poner a discusión un tema, el cual a ella la tiene fastidiada para que la raza opine y la orienten.

Resulta que ella tiene un compañero de trabajo que es extremadamente irrespetuoso, en el sentido en que no respeta el hecho que estén en la misma oficina de trabajo y que cada quién tiene su propia individualidad.

Su compañero irrespetuoso:
-Cree que su música le gusta a toda la oficina.
Si tú pones música, él pone su música más alto; tan alto que ni con audí­fonos puedes oir la tuya, hasta que te provoca subirle a tu música para que él agarre la onda. Lo cual hace que él la baje, pero al tiempo le vuelve a subir.

-Cree que como es su compañero de área, tiene el derecho de tragar a expensas de ella.
Si tu tienes galletitas o dulces y lo invitas, pues no tiene nada de malo que tome algunas; pero el compañero de mi amiga le pide a ella que deje la bolsita afuera para seguir agarrando y para acabarla de amolar se las termina él.

También te puede interesar:   Restos del Cinema Monterrey

Todos hemos tenido compañeros así­ de conchas, pero muchas veces es por la confianza que ya se tienen.
La diferencia aquí­ es que mi amiga tiene apenas una semana trabajando con él y ni hablando con él puede entender.

¿Qué consejo le darí­an?

Candy Belen

Blogger de Monterrey, México. Soy blogger desde el 2004 por hobbie, esposa desde 2010 por decisión y madre desde 2013 por amor.

16 thoughts on “¡Mi compañero de trabajo es un conchudo!

  • January 9, 2007 at 10:19 am
    Permalink

    Nada, que se fastidie tu amiga. Si necesita preguntar qué ha de hacer por algo tan tonto es que no tiene capacidad de hacer nada por sí­ misma, y el tal se le acabará aprovechando de una forma u otra. Es una pusilánime y eso no tiene remedio. Si no lo fuera ya le habrí­a pegado cuatro gritos o le habrí­a tirado la grapadora a la cabeza.
    ¿Y esa es tu mamá bloguera? ¡ Así­ has salido tú de blanditaaaaaaaaaaaa!

    Reply
  • January 9, 2007 at 12:10 pm
    Permalink

    Hola Oz, no me esperaba menos de ti, sinceridad pura jaja (si?).

    Nada soy Lizzie, la mama bloguera de Candy, no soy pusilanime ni pido consejos por cualquier cosa, le escribi a Candy, porque no tengo blog y me parecio un tema curioso 😉

    Gracias Candy! no se si mis temas sean bienvenidos despues de tan calida respuesta, creo que el mundo blogger ya no funciona para mi jaja

    Saludines
    Liz

    Reply
  • January 9, 2007 at 12:46 pm
    Permalink

    ajajja eso me recordo una anegdota de mi abuela ajjaja

    luego la platicare en mi blog

    soapsssssssss

    saludos

    buenos post

    Reply
  • January 9, 2007 at 12:47 pm
    Permalink

    por cierto leugo te pedire unso detalles(sobre lo ke me enviaste la ves pasada….)

    Reply
  • January 9, 2007 at 4:41 pm
    Permalink

    Sobre la música dile: Eh bajale tantito plis pinche pendejote nono las groserí­as no solo lo primero 😉

    Sobre lo que comas: dile pinche pendejote!! yaweyawe no es cierto.. sobre la comida nomás nole ofrezcas y tenla cerca de ti 😆

    Reply
  • January 9, 2007 at 4:55 pm
    Permalink

    Chicaregia te contacto por privado!!!

    Que comentario, no?
    Esto el lo bueno de los blog, ver las diferencias y por lo menos en tratar de sacar una conclusión sobre determinados temas.
    Saludos.

    Reply
  • January 9, 2007 at 6:54 pm
    Permalink

    Yo estoy convencido sin temor de ofender a nadie y dejando a un lado los comentarios “pusilánimes”, ja, el tipo abusador come gomitas, con dos buenas mentadas de madre en su cara….. Asunto concluido.

    Reply
  • January 9, 2007 at 8:00 pm
    Permalink

    Saludos!!!

    Mamá blogera, por que no pruebas colocando unos chocolates de purga por ahí­ y haciéndote la occisa dejas que se los coma, después preguntas por los chocolates y le dices que era, je je je, así­ me quite de encima a un bravucón en la secundaria que siempre me quitaba el lonche a la fuerza, claro que al principio opuse resistencia pero después de la golpiza que me puso el tipo abusaba de su fuerza. Hasta que hice eso ya no volvió a molestarme.
    :roll::wink::twisted:

    Reply
  • January 10, 2007 at 9:33 am
    Permalink

    Hola Candy… oye Lizzy claro que los blogs siguen funcionando solo ke no toda la gente se comporta igual.. eso es lo diferente…

    yo te recomiendo una sutileza, empezar a hablar con el sobre el volumen de su musica y despues lo de las galletas pues eso si es un poco mas dificil, lo que podrias hacer es ofrecer una vez y despues guardarlas y fingir demencia, eso siempre me funciona (o sera porke estoy loco mmmm )

    saludotes y abrazotes

    Reply
  • January 10, 2007 at 10:24 am
    Permalink

    Me la bañé con mi otro comment, creo que traí­a mucha adrenalina jaja sorry

    Afortunadamente no me ha pasado eso, o no recuerdo.

    Saludos 😕

    Reply
  • January 11, 2007 at 2:28 am
    Permalink

    Discula, Candy, si uso tu blog para meterme con Lizzie de la War, eh:
    ¡floja más que floja! Oye, Lizzie ¿y no será que es la forma que tiene el tipo de tirarte los tejos? Ya sabes, una manera de hacerse el familiar, como que tenéis una relación muy de confianza ¿eh?
    Candy ¿tú te has fijado en los ojazos que tiene Lizzie? El desahogado ese que le come las galletas sólo busca una forma de acercársele ¡igual hasta es diabético! Lizzie, sondéale, te le quedas mirando y suspiras, si se cae patas arriba tení­a yo razón, y si no… medita seriamente lo de arrojarle la grapadora.

    Reply
  • January 11, 2007 at 2:35 am
    Permalink

    Ah, por cierto ¿Y no te enseñó Lizzie unas fotos que le hice?… uuuuuuh, dí­selo, dí­selo.

    Reply
  • January 11, 2007 at 6:16 am
    Permalink

    Hola Lizzy
    Yo soy Hector un conocido de Belen, y se lo que es lidiar con gente pues es parte de mi trabajo.
    Lo importante aqui es dejar las cosas claras y poner limites, los cuales solo marcas tu… pero para eso se necesita imponer y no es gritando y mentando madres, pero tampoco es con una sonrisa… no se puede ser amable con quien no lo es…
    Habla con el, pero velo a los ojos con seguridad y que sepa que estas molesta y que no vas a permitir que te falte al respeto con sus acciones y si no cambia y continua en su actitud… no confrontes mas y busca un mecanismo ya sea reportandolo con tu inmediato superior o levantando un reporte a recursos humanos… no se que mecanismos tengan en tu empresa… pero hazle saber que no permitiras que siga asi… y que tiene que aprender a convivir de forma ordenada y respetuosa… pero hazlo… no solo te quejes… veras que resolverlo es mas facil de lo que se ve…

    Saludos…

    PD: Saludos tambien para ti Belen…

    Reply
  • January 13, 2007 at 2:17 am
    Permalink

    Hola Candy, Lizzie,

    Sobre la música, en mi trabajo como somos muchos, cada quién escucha su tipo de música, así­ que cuando alguien le sube a su música, a la primer persona que le molesta le empieza a das carrilla, como:

    Y esa música de malandro?
    o… y esa música de jotos?
    o… y esa música de chilango?
    o… y esa música de rokerillo barato?
    o… no mames, esa música era de cuando estaba en la secundaria, creo que va a pegar,
    o… les dices a otro compañero que tengas cerca: jajaja, como la ves? el fulanito este cree que queremos oir su música…

    la cosa es molestar con el cometario y dar carrilla, y como en la oficina lo que menos quieren mis otros compañeros es trabajar, pues todos se unen en la carrilla, total que al rato el tipo ya no quiere que los demás escuchen lo que el está oyendo y se compra unos audí­fonos para que no le den carrilla… y asunto arreglado.

    Para lo de la tragadera:
    Hace dos o tres años un compañero siempre estaba comiendo en la oficina (me parece que por problemas digestivos o salud siempre debe de tener algo en el estómago), total que como siempre tenia panecillos, galletas, cacahuates, etc, los de otro departamento (como seis personas) siempre vení­an y le comí­an sin pedirle, lo que el tení­a sobre su escritorio o en sus cajones.
    A mí­ no me importó hasta que una vez yo estaba comiendo galletas o sabritas, y vienen los del otro departamento y me acabaron las galletas o sabritas, como solucioné para que ya no vinieran?

    Sacaba las galletas o frituras de la bolsa y las escondí­a en algún lugar, y dejaba la envoltura vací­a sobre el escritorio medio a la vista para que creyeran que esta todaví­a tení­a. Entonces los del otro departamento veí­an la envoltura y cuando la tomaban se llevaban la sorpresa de que no tení­a nada, jajaja y yo les decí­a de burla: “están picando, están picando”
    como cuando uno va de pesca y empiezan a picar o a mordes los peces, jajaja y para que les doliera más, poní­a una rayita sobe el pí­zarrón como si los estuviera contando.
    Desde entonces, cada vez que me ven con una bolsa de frituras sobre mi escritorio me preguntan (ojo, ya no agarran la bolsa), me preguntan de lejos: “están picando?”
    Si no les quiero dar les digo: “si, están picando.”
    Y si les quiero dar les digo: “no, todaví­a tiene, puedes agarrar.”

    Mi compañero también aplicó esta técnica y también dejaron de agarrarle sus alimentos.

    Espero le sea de utilidad Lizzie

    Saludos Candy

    Reply
  • January 13, 2007 at 9:10 am
    Permalink

    me confieso, yo soy asi………
    pero pos como tengo cpuras compañeras mujeres hasta traen de mas para darme y si no agarro hasta se ofenden………..

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *